¡Ya casi han pasado las navidades! Seguro que han sido unas fiestas increíbles para todo el mundo, pero no nos engañemos, hemos reventado nuestros estómagos de comida y seguramente a alguno nos ha pasado factura. (Sí, en Ehlea nos incluimos).

Llega el momento de vuelta a la rutina y nuestro cuerpo pide a gritos volver a la normalidad y depurarse de los excesos navideños. Toca hacer dieta détox, pero ¡ojo!, détox no significa comer “de tó”.

A continuación, te damos 5 trucos para empezar a depurar el organismo y preparar el cuerpo para la llegada de la primavera:

-         En los siguientes dos o tres días después de una comida copiosa renuncia a los hidratos de carbono. Intenta evitar pan, pasta, arroz o azúcar. Son alimentos que absorben el agua y hacen que nos hinchen.

-         Deja de lado las bebidas carbonatadas. Hinchan de gas y burbujas a un sistema digestivo ya sobrecargado.

-         Una de las estrategias más eficaces para depurar el organismo es darle un descanso literal al sistema digestivo: dejar pasar unas 12 horas como mínimo entre la cena y el desayuno. Este tiempo de pausa deja que el organismo depure todos sus procesos y realice una limpieza como es debido. Además, está demostrado que este ayuno aumenta la producción de la hormona de crecimiento, hormona que las personas adultas producimos durante la noche y que es imprescindible para controlar el peso. También mejora los mecanismos de regulación de la insulina y previene el riesgo de diabetes tipo 2.

-         Quizás no son tus verduras preferidas pero las crucíferas (coles, brócoli, repollo, etc…) son superalimentos llenos de nutrientes, antioxidantes y bajísimos en calorías. Además, tienen un poder détox alucinante que ayuda al hígado a funcionar correctamente.

-         Consume probióticos. Introduce alimentos fermentados en tu dieta como yogures, queso, kéfir, encuridos, té kombucha, etc…eso si, ten cuidado con los fermentados comerciales, muchas vecen vienen llenos de azúcares perjudiciales para el sistema digestivo.

-         Seguramente lo has oído muchas veces, pero, beber dos litros de agua al día es siempre recomendable y más aún cuando lo que queremos es limpiar el organismo. Puedes infusionar el agua con hinojo, boldo o cardo mariano, hierbas que tienen muchas propiedades.