Probablemente has notado que últimamente te cansas más rápido y eres menos productiva. La falta de concentración, el cansancio y la falta de apetito son síntomas de lo que conocemos como astenia otoñal.

 La astenia otoñal, al igual que la primaveral, es una alteración común que sufre nuestro cuerpo provocada por el proceso de adaptación a los cambios de estación. Los cambios de temperatura en la última semana, la disminución de la luz solar y el no saber qué ponerte no ayudan a recibir el otoño con optimismo. Y si a eso le sumamos la nostalgia de las vacaciones de verano, que cuando te miras al espejo te ves más blanca que la leche y que ya no puedes lucir tus fantásticos vestidos de verano, todo se vuelve gris.

 Las “culpables” son las hormonas que regulan nuestro cuerpo y que a veces, tienen dificultades para adaptarse a los cambios por lo que nos sentimos más débiles.

 La astenia otoñal es un proceso adaptativo del organismo al cambio de estación. No se trata de ninguna enfermedad, así que no te preocupes. ‘Se acabará pasando! Aún así, hay algunas cosas que puedes hacer para sentir mejor y contribuir a tu bienestar.

 

Dormir las horas necesarias

 Lo primero que puedes hacer y aunque parezca un tópico es descansar las horas necesarias. Después de las vacaciones, la vuelta a la rutina es dura y es normal que notes cansancio tras la reincorporación al trabajo. La astenia nos hace sentir cansados a cualquier hora del día, por eso es importante tratar de mantener una rutina estable y acostarse y levantarse a la misma hora.

El otoño es una de las épocas del año para disfrutar de un sueño reparados. Las condiciones climáticas son ideales para poder dormir 8 horas diarias sin que el rendimiento laboral se vea afectado.

 dormir astenia otoñal

Marcarse nuevos objetivos

 En setiembre empieza el curso escolar y estos meses son perfectos para marcarse nuevos propósitos y emprender proyectos que te habías marcado en enero y no habías hecho aún. Hacer cosas que te estimulen es una buena forma de motivación para combatir la astenia.

 

Aprovechar las horas de luz

 Puesto que una de las causas principales de la astenia es la reducción de la luz solar es lógico que otra de las cosas que puedas hacer para combatirla sea salir a la calle y aprovechar la luz solar. Esto aumenta la serotonina y reduce la presencia de la melatonina.

 

 Comer sano y hacer deporte

 Cuando las defensas bajan un buen ataque es cuidar tu alimentación, beber mucha agua y hacer algo de deporte es crucial para ayudar a tu sistema inmunológico.

Una dieta rica en frutas y verduras que aporten vitaminas y fibra es importante para combatir el cansancio. Por otro lado, el deporte nos ayuda a liberar endorfinas que nos hacen sentir mejor.

 comer sano astenia primaveral

Evitar situaciones de estrés

 Sabemos que este punto es complicado pero el otoño es un buen momento para que hagas un pequeño análisis de aquellas cosas o personas que te producen estrés. Identificar estas situaciones es el primer paso para evitarlas. Y es que cambiar lo que no te gusta de tu vida te ayudará a empezar con buen pie esta nueva etapa.

 Y como extra, si quieres animarte, puedes hacerte con uno de nuestros bolsos de piel de este otoño. Bolsos de piel con formas elegantes y funcionales preparados para acompañarte en cualquier momento del día.