En los maravillosos setenta continuó una revolución social iniciada en los años 60. Esto dio lugar, no a una, sino a varias tendencias tanto en el mundo de la moda como en el maquillaje. Estas tendencias siguen en la actualidad y en Ehlea te damos unos tips para conseguir un look setentero apropiado para tus outfits.


1.Apuesta por un rostro natural

La mujer que desee inspirarse o recrear el maquillaje de los 70 debe mantener cierta naturalidad en el rostro. Te aconsejamos el uso de una BB cream. Se trata de un producto todo-en-uno que hidrata, unifica, corrige imperfecciones, ilumina y protege de los rayos UVA. Gracias a su cobertura muy ligera, conseguiremos un efecto #BuenaCara sin perder ni la comodidad ni ese aspecto natural3. 

 2. Rubor en las mejillas

Buscar naturalidad en el rostro no impide el uso de rubor en las mejillas. La técnica que se utilizaba en la aplicación del colorete es en forma de C, marchando el hueso de los pómulos para realzarlos. En looks de fiesta, el color podía esparcirse hasta llegar a las sienes. Los tonos tierra y rosados protagonizaban estos maquillajes para no romper con la esencia natural.

 3.    Cejas bien definidas

En esta época, las cejas se lucían muy definidas y con forma ligeramente arqueada y elevada. Para conseguir este efecto puedes ayudarte de un lápiz o sombra para rellenarlas y posteriormente fijarlas con un gel específico de cejas. De esta manera, conseguirás que luzcan pobladas a la par que definidas.

4.    Ojos impactantes y pestañas de escándalo

Como era de esperar a causa del coronavirus, el maquillaje predominante de esta temporada se centra en los ojos. Y por suerte, en los looks de los setenta, el protagonismo se lo lleva la mirada.

Para conseguir este efecto tendremos en cuenta tres pilares: sombra, pestañas y delineado. En cuanto a las sombras, está la opción de llevar un estilo smokey, la técnica del ahumado. Conseguiremos definir la mirada, alargando y embelleciendo los rasgos. También tienes otra alternativa como aplicar sombras claras en tonos rosados y, para rematarlo, dale un toque de brillo con dorado o plateado. A esto le tenemos que sumar unas pestañas muy largas y negras que conseguirán que tu mirada no pase desapercibida.

El eyeliner se considera la característica imprescindible en el maquillaje de los años 70. Te aconsejamos delinear la parte superior con una línea bastante gruesa, desde el lagrimal hasta formar un rabillo bastante alargado. Si quieres lanzarte y adentrarte de pleno en los setenta, te inspiramos con unas fotografías de eyeliners atrevidos característicos de la época.

5.    Labios discretos

Al darle tanto protagonismo a la mirada, lo mejor es equilibrarlo con unos labios mucho más neutros. Los tonos rosados resaltaban por encima de los demás, ya que evocan cierta naturalidad. Para conseguir este efecto, escoge un labial, impregna tu dedo de producto y aplícalo a toquecitos. La forma de resaltar los labios es con la aplicación de algún brillo sutil.

Con todos estos consejos e ideas podrás crear tu maquillaje setentero para combinarlo con nuestra nueva colección #RollingTo70s y conseguir un total look.