Ya estamos en pleno otoño y las ciudades europeas (igual que la moda) se han teñido de marrones, rojos, amarillos y naranjas. Las imágenes de rincones mágicos van llegando a nuestros perfiles de Instagram y Facebook y las ganas de viajar aumentan conforme van pasando los días.

¡En Ehlea tendemos a la perfección ese sentimiento y por eso, hoy te traemos las 5 ciudades que no puedes perderte este otoño!

1.     Estocolmo

estocolmo otoño

Estocolmo es una de las ciudades perfectas para descubrir el significado del otoño. Si, hace frío, lo sabemos, pero el frío aún es soportable con un buen abrigo. Las terrazas de los bares se llenan de gente disfrutando con mantas y estufas y te envuelve un ambiente mágico que hace que te enamores de la ciudad.

Disfruta de paseos por los impresionantes parques y jardines de la ciudad y aprovecha para visitar alguno de sus museos.

¡No te vayas sin tomarte un bollito de canela y un café en una de sus modernas cafeterías!

2.     Amsterdam

amsterdam en otoño

Amsterdam en otoño se llena de romanticismo. Sus canales se vuelven dorados con el reflejo de los árboles con hojas rojizas que van cayendo poco a poco y que le conceden un aire melancólico.

Por la noche, la ciudad se ilumina y empieza la marcha de la ciudad.

¡Te recomendamos un crucero por sus bonitos canales mientras admiras la ciudad y su arquitectura!

3.     Bruselas

bruselas en otoño

Si te gusta el chocolate, Bruselas es una magnífica opción para perderte este otoño. Además, es una época perfecta para ver la ciudad tranquilamente sin la masificación de turistas de los meses de verano.

Con un jersey gordito y una pieza de abrigo podrás pasear por la Gran Place, tomarte un chocolate calentito y visitar el Atonium. ¡Ah! Y no te vayas sin probar una de sus 600 variedades de cerveza.

4.     Praga

praga en otoño

Una ciudad de cuento para un otoño perfecto, así es Praga.

Enamórate de sus calles adoquinadas que le confieren un toque mágico y de su aura mística. Las tonalidades del otoño se confunden con los colores rojizos de los tejados.

Cómete un Trdelnik con chocolate mientras cruzas el Puente de Carlos y por la noche aprovecha para descubrir las cervezas caseras de los pubs de la ciudad como la de remolacha o espinacas.

5.     Roma

roma en otoño

Otoño es una época perfecta para visitar Roma. Además, te librarás de las colas y colas de turistas que se abarrotan en las puertas de los monumentos más importantes en verano.

Los otoños en Roma no son muy fríos por lo que es perfecto para pasear por sus calles y si te animas, comerte un “gelatto”. Y si te sale un día de lluvia, puedes perderte por sus interminables museos.

Estas son nuestras propuestas para tus escapadas de otoño. ¿Cuáles son las tuyas?

Equipo Ehlea