París, una ciudad elegante y majestuosa. Ciudad de la luz, del amor y de la moda. ¿Qué más podemos pedir? Conserva un aroma distinguido que enamora a todo aquel que cruza sus calles y que se aprecia hasta en los más pequeños detalles.

Muchos de los cafés de París tienen ese aire chic que les convierte en espacios que merecen una parada obligatoria para disfrutar de descansos entre caminatas. ¡Porque París está para patearla entera!

La Rotonde

Nuestra primera parada será en la cafetería La Rotonde, en el 105 Boulevard du Montparnasse del Barrio Latino. Han estado entre sus cuatro paredes Picasso, Modigliani o Max Jacob. Pese a todos los años que lleva en funcionamiento aún mantiene esa estética de café literario con una decoración cuidada hasta el detalle. Tomar un café en su terraza es realizar un viaje en el tiempo.

Café La Rotonde

Café des Deux Moulins

Si has visto la película Amelie y eres completamente fan debes visitar esta cafetería. Concretamente, esta cafetería se hizo famosa porque la protagonista trabajaba allí como camarera. Su estética es similar a la del Moulin Rouge con las sillas, mesas y toldos en color rojo pasión. En su interior preparan los mejores desayunos salados que puedas imaginar.

Café des Deux Moulins

Ladurée Champs-Elysées

Este establecimiento lleva desde 1997 situado en el 75 avenue des Champs-Elysées. En él se pretendió volver a crear ese ambiente refinado de la rue Royale y lo consiguieron sobradamente. En la planta baja, la cristalera Eiffel y la terraza ofrecen una estampa idílica de los Champs-Elysées. Lo más destacado son sus dulces y también los cocteles clásicos que sirven a partir de las siete de la tarde. Además, en la primera planta hay una serie de salones dedicados a las musas de la época como Paéva, Castiglione o Mathilde. ¿Café o museo? Ladurée consigue una mezcla perfecta de ambos.

LaduréeLadurée 2

Café Angelina

Si lo tuyo es el dulce estarás encantada de perderte dentro del Café Angelina. Allí se elaboran los más sofisticados y elegantes postres. Fue inaugurado a principios del siglo XX por Antoine Rumpelmayer y fue uno de los sitios más destacados en la época de la aristocracia. Debes ir, ¡sus delicias te están esperando!

Con estas recomendaciones, ¡ya no tienes excusa! Prepara tu viaje a París (si el Covid-19 te lo permite) y aprovecha estas cafeterías para descansar entre visitas y caminatas por la capital francesa.